Ingredientes para 4 personas:

  • 350 g de arroz
  • 750 ml de caldo de ave
  • 150 g de jamón cocido
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 g de hígado de pollo
  • 1 cucharada de brandy
  • 40 g de mantequilla
  • 150 ml de crema de leche
  • 1 cucharadita de harina
  • unas hebras de azafrán
  • 60 ml de aceite
  • Perejil para decorar
  • Sal

Preparación

  1. Pelar la cebolla, picarla y ponerla en una cazuela con el aceite junto con los 2 dientes de ajo pelados y picados.
  2. Cortar el jamón en dados pequeños y agregar a la cazuela cuando la cebolla esté dorada.
  3. Limpiar y cortar los hígados en trozos pequeños, agregarlos a la cazuela junto con un poco de sal y la cucharada de brandy. Dejar cocinar durante 15 minutos a fuego medio.
  4. A continuación, añadir el arroz y un poco de sal. Mezclar con una cuchara de madera durante 1 minuto. Después, incorporar el caldo y dejar cocer a fuego lento durante 15 minutos.
  5. Pasado este tiempo, colocar el arroz en un molde y hornear durante 5 minutos en el horno precalentado a 180 ºC.
  6. Poner un cazo al fuego con la mantequilla, cuando esté derretida, agregar la harina y remover, incorporar la crema de leche, un poco de sal y el azafrán previamente machacado en un mortero. Cocer durante 5 minutos sin dejar de remover.
  7. Sacar el arroz del horno y colocarlo en una bandeja de servir, dándole la vuelta al molde con cuidado de no desmontarlo, rociar la crema de azafrán por encima y un poco de pimienta recién molida.
  8. Decorar con unas hojas de perejil y servir caliente.
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Quesadilla de albaricoques y pimientos

 

Nota: El hígado de pollo aumenta el nivel de minerales, como el hierro y el zinc. Además contiene vitamina B12 un nutriente altamente necesario par el sistema inmunológico, especialmente para los glóbulos rojos que son necesarios para prevenir la anemia.