Ideal para el desayuno, este sándwich suave, fresco y sorprendentemente sabroso es una especialidad del Whistle Stop Café, el local de Juliette (Georgia, Estados Unidos) que la escritora Fannie Flag inmortalizó en las páginas de Tomates verdes fritos.

Para esta receta usamos una variedad de tomates verdes para ensalada, ya que el tomate verde mexicano no se comercializa en España.

Bocadillo de tomates verdes fritos

Un bocadillo con aspiraciones literarias
Plato Bocadillos
Cocina Internacional
Referencia fritos, tomates, verdes

Ingredientes

  • 4 panecillos
  • 3-4 to mates verdes
  • 4 lonchas de beicon
  • hojas de rúcula
  • 75 g de queso para untar
  • 75 g de harina de trigo
  • 50 g de harina de maíz
  • 1 huevo
  • 200 ml de leche
  • aceite de oliva para freír
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida

Elaboración paso a paso

  • Calentar aceite en una sartén y freír el beicon a fuego vivo. Sacar de la sartén y colocarlo sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa y reservar. Reservar también el aceite.
  • Poner en un cuenco la harina de trigo y la de maíz, la sal y la pimienta y remover bien. En otro cuenco, mezclar el huevo batido junto con leche.
  • Cortar los tomates en rodajas finas, pasarlos por la mezcla de huevo y leche y después rebozarlos en la pasta de harina. Freír en la sartén donde antes se ha frito el beicon, añadiendo algo más de aceite si es necesario, hasta que estén dorados. Secar el exceso de aceite con papel absorbente.
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Sándwich Baviera

Tostar ligeramente los panecillos en el grill del horno durante 3 minutos. Sacar del horno, abrir por la mitad y untar cada uno con el queso. Colocar encima unas hojas de rúcula, 1 loncha de beicon, el tomate frito y otras hojas de rúcula.

Cerrar los sándwiches y consumir inmediatamente.