Aprovechando que mi hija es vegetariana y tiene que comer muchas proteínas para sustituir la carne, le he hecho unas bolitas de garbanzos que, además de contener proteínas, son una buena fuente de minerales. Los garbanzos son muy buenos para el buen funcionamiento de nuestro organismo y es recomendable comerlos al menos una vez por semana.

Esta receta también se puede hacer con la Thermomix, ya que se pueden poner todas las fases juntas y es más rápido. Pero para los que les guste el sabor más intenso, pueden freírlas en aceite de oliva, ¡claro, que las calorías se multiplican!.

Aquí os dejo la receta, espero que os guste

Image

Ingredientes para 4 personas

400 g de garbanzos cocidos

2 chalotas

1 diente de ajo

1 huevo

2 cucharadas de pan rallado

1 cucharadita de sambal

1 cucharadita de salsa de soja

1 cucharadita de pimentón

1 cucharadita de perejil picado

semillas de sésamo para rebozar

200 g de brotes de soja

Para la salsa:

2 cebollas

1 zanahoria

1 berenjena

2 tomates

2 dientes de ajo

20 g de harina

80 g de aceite de oliva

600 ml de agua

sal

pimienta

Preparación:

Lavar los garbanzos bajo el chorro del grifo, escurrirlos e introducirlos en el vaso de la batidora. Añadir el diente de ajo pelado y picado, las chalotas peladas y troceadas, el huevo, el pimentón, el sambal, la salsa de soja, el perejil, el pan rallado, una pizca de sal y otra de pimienta. Triturar durante unos minutos a velocidad máxima. Comprobar que la masa quede fina y compacta para poderla trabajar bien. Si fuera necesario, añadir más pan rallado y triturar un poco más. Poner la masa en un cuenco y el sésamo en otro. Hacer bolas del tamaño deseado, rebozarlas en el sésamo y colocarlas en un recipiente para el vapor. Colocar los brotes de soja al rededor de las bolas de sésamo. Cocer al vapor al rededor de 25 minutos.

TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Puerros mini al vapor con vinagreta de hierbas. Receta con Thermomix

Para preparar la salsa, pelar las cebollas, trocearlas y colocarlas en una cazuela junto con el aceite y los dientes de ajos pelados y picados. Freír hasta que la cebolla esté dorada. En este momento, agregar el resto de las verduras peladas y picadas y sofreír hasta que estén en su punto.

Retirar del fuego y triturar el sofrito de verduras hasta conseguir una salsa suave.

Calentar unos minutos al fuego y rectificar de sal.

Servir las albóndigas decoradas al gusto y acompañadas de la salsa y los brotes de soja.