Carpaccio de salmón con zumo de pomelo. El salmón es uno de los pescados más ricos en ácidos grasos, concretamente omega 3. Por este motivo, su consumo resulta muy beneficioso para la población general y en particular para aquellas personas que sufran trastornos cardiovasculares. Asimismo, es una fuente excelente de proteínas de alto valor biológico y, por supuesto, un alimento versátil y sumamente sabroso.

Dificultad: baja

Tiempo: 20 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de salmón fresco
  • 1 lima
  • 4 rabanitos
  • 1 cebolleta
  • 1 pomelo

Para la vinagreta

  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • el zumo de ½ pomelo
  • 1 cucharadita de granos de pimienta negra
  • 2 cucharaditas de cebollino picado
  • sal
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Sardinas trechadas

Preparación

  1. Congelar el salmón para poder cortar lonchas lo más finas posible.
  2. Para la vinagreta, mezclar en un cuenco las semillas de pimienta y el cebollino. A continuación, agregar el aceite el zumo de pomelo y el vinagre, y sazonar con sal. Mezclar y reservar.
  3. Pelar y cortar en gajos el pomelo, lavar la lima y los rabanitos y cortar ambos en rodajas, cortar en juliana la cebolleta. Reservar.
  4. Para montar el plato, disponer como base las lonchas de salmón. Después, los vegetales en forma de círculo y, por último, aderezar el carpaccio con la vinagreta. Servir inmediatamente.