Como utilizar las sobras de carne.

Las sobras de carne asada o hervidas (buey, cordero, pollo, jamón o cerdo en general) nunca se han de tirar, puesto que sirven como base para ensaladas u otros platos principales ligeros. La preparación de estos platos dependerá de que tipo de carne nos ha sobrado y que tipo de cocción tiene.

Una ensalada de pollo es una buena opción para aprovechar las sobras

Una ensalada de pollo es una buena opción para aprovechar las sobras

Por ejemplo, si hemos hervido una carne, esta ya suele estar muy tierna, pero como en la cocción se habrá perdido parte de su sabor, es conveniente compensarla con una vinagreta preparada a base de aceite vinagre y pimienta y servirla con una salsa fuerte, como una tapenade. Y si haces una mezclas con vinagreta y tapenade aun resultará más deliciosa.

TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  ¿Por qué nos gusta tanto el picante?

Si la carne hervida es pollo, puedes cortarlo en dados pequeños y utilizarla para acompañamiento de un caldo de ave o verduras.

Las carnes asadas que pierden generalmente su bonito color rosado, también puedes recuperarlas utilizando las sobras que más hayan mantenido su color, solo tienes que macerarlas un rato con su mismo jugo o acompañarlas con una mayonesa enriquecida con ajo o hierbas aromáticas.

Si el trozo que te ha sobrado es grande, puedes preparar una ensalada con lonchas grandes o tiras gruesas. Si el trozo es pequeño, te cundirá más si lo cortas en dados pequeños y lo mezclas con algunas hortalizas como apio, cebolla o algunos encurtidos.