Las ensaladas que llevan patatas cocidas son mis favoritas para el verano, por eso la ensalada alemana o kartoffelsalat me resulta deliciosa, sobretodo si está hecha de un día para otro y ha tomado todos los sabores. Es cierto que la suelo hacer pocas veces porque es una receta con un alto contenido calórico ya que lleva mayonesa, pero de vez en cuando me permito un pecado delicioso.

La ensalada alemana se hace a base de patata cocida, salchichas alemanas, cebolla y pepinillos en vinagre. Es una receta muy difundida por todo Alemania y puedes pedirla en cualquier bar, cafetería o restaurante. Si la degustas con una cerveza bien fría entonces ya la delicia es completa, pero si te gusta más una copa de vino o un refresco no hay nada que te lo impida.

Aquí os dejo la receta y ¡a disfrutar!

Ensalada alemana o kartoffelsalat

Ingredientes para 4 personas

  • 750 g de patatas pequeñas
  • 8 pepinillo
  • 300 ml de caldo de pollo
  • 30 ml de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • mayonesa
  • 4 salchichas tipo Frankfurt
  • 1 manojo de cebollino
  • pimienta
  • sal
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:   Arroz shari para sushi

Preparación de la ensalada alemana o kartoffelsalat

  1. Poner al fuego una olla con las patatas sin pelar y abundante agua con sal.
  2. Dejar cocer hasta que estén tiernas pero firmes. Después, escurrirlas y dejarlas enfriara.
  3. Pelar y picar la cebolla en dados de más o menos 1 cm de grosos.
  4. Poner el caldo en un cazo con la cebolla y poner a cocer durante 5 minutos.
  5. Pasado este tiempo, agregar el vinagre y la mostaza. Remover bien con unas varillas, retirar del fuego y dejar enfriar.
  6. Mientras tanto, cortar las salchichas y los pepinillos en rodajas.
  7. Cuando las patatas estén frías, pelarlas y cortarlas en dados de unos 2 cm y colocarlos en una fuente grande. Agregar la salchichas y los pepinillos. Incorporar el caldo reservado y remover con cuidado. A continuación, agregar mayonesa al gusto y el cebollino picado y remover para que se mezclen todos los ingredientes.
  8. Dejar reposar en la nevera al menos una hora antes de consumir. Pero como he dicho antes al día siguiente está mucho más buena.