Esta receta la vamos a preparar con espárragos blancos frescos, de las tierras de Navarra. La temporada de espárragos blancos es relativamente corta y arranca a mediados de abril.

Vamos a explicarte primero la diferencia entre los espárragos blancos y verdes.
Es muy sencillo: los espárragos verdes crecen sobre el suelo y la variedad blanca debajo. Y esto se ve inmediatamente por el color.
Debido a que los espárragos blancos no ven la luz hasta que son cosechados, apenas se decoloran y mantienen una hermosa blancura. Al revés de los espárragos verdes; la luz del sol les da su color característico.

El sabor
Sobre gustos no queremos discutir, pero se nota la diferencia entre los espárragos blancos y los verdes. Los blancos son ligeramente más dulces y, sobre todo, tienen un sabor más delicado mientras la variedad verde saben más fuerte.
Recuerda esto cuando los prepares; por ejemplo, los espárragos verdes pueden combinarse con sabores más fuertes como el queso parmesano, el jamón serrano y salsas fuertes. Los blancos se sirven mejor con condimentos más sutiles como mantequilla, huevo o jamón cocido.

Consejos para los espárragos blancos
Debido a que los espárragos blancos frescos solo están disponibles en un corto período de tiempo al año, evidentemente quieres disfrutarlos al máximo.
Para evitar que se sequen es mejor guardarlos debajo de un paño húmedo o en un recipiente con agua fría.

Esparragos vinagreta
Imprimir
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Pimientos rellenos de arroz y gratinados con queso
Pin

Espárragos a la vinagreta

Para 4 personas Dificultad: baja Tiempo: 45 minutos
Plato Entrante, Plato principal
Cocina Mediterránea
Referencia esparragos, vinagreta
Tiempo total 41 minutos

Ingredientes

  • 3 manojos de espárragos blancos
  • 350 g de jamón serrano en lonchas
  • 200 ml de aceite de oliva virgen
  • 100 ml de vinagre de vino
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento amarillo
  • 2 dientes de ajo
  • perejil
  • pimienta
  • sal

Elaboración paso a paso

  • Pelar y limpiar los espárragos quitando la parte más dura. Echarlos en una cazuela con agua hirviendo y sal. Dejarlos cocer hasta que estén bien tiernos, escurrirlos y ponerlos en una bandeja con hielo para detener la cocción.
  • Limpiar bien los pimientos y quitarles todas las semillas, cortarlos en tiras muy finas y luego picarlos en trocitos bien pequeños. Picar también los ajos y el perejil.
  • Preparar la vinagreta mezclando el aceite, una pizca de sal, una pizca de pimienta, el pimiento, el ajo, el perejil y el vinagre. Remover muy bien.
  • Disponer los espárragos en una fuente y echar la vinagreta por encima.
  • Cortar el jamón en dados pequeños y rociarlos por encima de la vinagreta.
  • Si se desea, puede servirse la vinagreta a parte en una salsera.