Las avellanas son muy nutritivas por su alto contenido en proteínas, grasa y minerales. Es un fruto muy saludable, y es fuente natural de Vitamina E y C, además, es un excelente antioxidante, ya que ayuda a disminuir la oxidación celular y el envejecimiento. Y gracias a los ácidos grasos monoinsaturados ayuda para reducir el colesterol alto.
Antiguamente eran recomendadas como remedio contra las mordeduras de animales venenosos, y en las ceremonias matrimoniales era consideradas como un emblema de fecundidad.

Ingredientes

  • 4 claras de huevo
  • 250 g de avellanas molidas
  • 200 g de azúcar integral
  • 30 g de avellanas crudas
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • Papel sulfurizado
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Tarta de zanahoria sin gluten

Preparación

  1. Bate las claras en un cuenco. Añade las avellanas molidas, la canela y el azúcar.
  2. Amasa bien hasta que consigas una pasta homogénea. Forra la bandeja del horno con papel sulfurizado. Reparte sobre la superficie la masa en forma de galletas. Si quieres, puedes hacerlo con la ayuda de una manga pastelera, con una boquilla redonda.
  3. Añade una avellana entera sobre cada galleta, presionándola con el dedo ligeramente. Precalienta el horno a 120 ºC y hornéalas durante 30 minutos o hasta que queden doradas. Déjalas enfriar y listas para servir.