Que el gazpacho es el rey del verano es incuestionable. Pero si estás algo aburrido de los mismos sabores, te presentamos una versión diferente de la receta tradicional. Igual de refrescante, nutritivo y sabroso que el de toda la vida, pero con un atractivo color rojo y un original toque frutal, gazpacho de sandía. También lo hay de cereza para los más sibaritas, puedes visitar el post y realizar cualquiera de las dos versiones, con cualquiera de ellas quedarás de lujo ante unos invitados.

Para 4 personas

Dificultad: baja

Tiempo: 20 minutos

Ingredientes

  • 400 g de sandía
  • 2 tomates maduros
  • ½ cebolla
  • 1 pepino pequeño
  • ¼ de pimiento rojo
  • 3-4 rodajas de pan duro
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de vinagre
  • sal
  • pimienta
  • hojas de menta fresca para decorar
  •   

Preparación

  1. Para preparar este gazpacho de sandía, poner las rodajas de pan en remojo con un poco de agua.
  2. Hacerles dos cortes en forma de cruz a los tomates y ponerlos en agua hirviendo durante un minuto. Retirarlos del agua y dejarlos enfriar. Pelarlos y trocearlos. 
  3. Lavar el pimiento, eliminar las semillas y cortar en trozos. Pelar la cebolla y el pepino y trocear también. Preparar la sandía, cortando la pulpa en trozos y retirando las pepitas. Pasarlas al vaso de la batidora.
  4. Añadir las hortalizas troceadas y el pan escurrido.
  5. Verter el aceite y el vinagre y salpimentar.
  6. Triturar todo hasta que quede una crema suave y homogénea. Agregar un poco de agua fría, si es necesario, hasta obtener una sopa más o menos espesa, según el gusto. Como la sandía tiene mucha agua, tal vez no sea necesario añadirle más líquido, pero todo es a gusto de cada uno.
  7. Remover bien y rectificar de sal.
  8. Dejar enfriar en la nevera.
  9. Para servir, decorar con unas hojitas de menta fresca.
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Bacalao con salsa de almendras