El goulash es el plato nacional de Hungría y un símbolo del país. Originalmente es una sopa, pero si se deja que la salsa se espese, se puede hacer un guiso.

Este plato a medio camino entre la sopa y el estofado, de carne y verduras, generalmente sazonada con pimentón y otras especias, tiene su origen en la Hungría medieval y es una comida común de Europa Central, pero también se consume en otras partes de Europa.

El origen del goulash se remonta al siglo IX, a los guisos que preparaban los pastores húngaros. En aquellos tiempos la carne cocida y aromatizada se secaba al sol y se guardaba en bolsas hechas con el estómago de las ovejas. A la hora de consumirla solo se necesitaba añadir agua para convertirla en una comida.

Las versiones antiguas de goulash no incluían pimentón ni patatas, ya que estos ingredientes no se introdujeron en el Viejo Mundo hasta el siglo XVI.

  • Para 4 personas
  • Dificultad: baja
Gulash
Imprimir Pin
1 de 1 voto

Goulash

La receta nacional de Hungría
Plato Carne
Cocina Hungría
Referencia goulash, Hungría
Tiempo total 2 horas

Ingredientes

  • 800 g de carne de ternera
  • 2 cebollas
  • 3 to mates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de maicena
  • 3 cucharadas de nata agria
  • 1 cucharadita de alcaravea
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 200 ml de caldo de carne casero
  • 1 pizca de pimienta
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración paso a paso

  • Retirar la grasa a la carne, lavarla y cortar en dados. En una cazuela, calentar un chorro de aceite y saltear la carne, removiendo de vez en cuando hasta que se dore por todos lados. Cuando la carne esté dorada, retirarla de la cazuela y reservarla en un cuenco tapada.
  • Mientras tanto, pelar y cortar en rodajas la cebolla; pelar y picar el ajo; pelar y cortar en trozos los tomates. En la misma cazuela de la carne, sofreír la cebolla a fuego lento. Cuando esté transparente, añadir el ajo y la alcaravea; mezclar bien y continuar con la cocción 5 minutos más.
  • Pasado este tiempo, retirar la cazuela del fuego y agregar el pimentón y la maicena. Mezclar muy bien removiendo con una cuchara de madera unos minutos. A continuación, añadir los tomates y el caldo; salpimentar al gusto; mezclar bien y volver a poner al fuego. Cuando comience a hervir, agregar la carne a la cazuela, tapar y continuar con la cocción a fuego lento durante 2 horas.
  • Cuando la carne esté bien tierna, retirar del fuego, rectificar si es necesario de sal y añadir la nata. Mezclar bien y servir inmediatamente.