Vamos a preparar huevos revueltos muy picantes. El chile habanero (Capsicum chinense) recibe su nombre de la ciudad de La Habana, en Cuba, ya que durante mucho tiempo se ha creído que procedía de la Amazonia y fue llevado a las Antillas por las migraciones Arawak y Caribe. En realidad este chile jamás se ha cultivado en La Habana: es originario de la isla de Java, y su nombre original en español fue Javanero, que derivó luego a su nombre actual.

Se llame como se le llame, sus 100.000-300.000 Unidades Scoville lo convierten en uno de los chiles más intensamente picantes del mundo. Desde 2004 el record de consumir esta planta tan abrasiva lo tiene el sudafricano Johan Hattingh, que vio cómo sus primeros contrincantes caían a los 4 habaneros, e incluso el campeón del año anterior se rindió tras consumir 31 de estos picantísimos chiles, mientras él batía todas las marcas al comerse… ¡51 habaneros! Su secreto: mucho entrenamiento durante el cual, al parecer, comía yogur para refrescar el paladar.

Receta de huevos revueltos con salsa de chile habanero

Uno de los platos más picantes de América. ¡No apto para cardíacos!

Ingredientes:

  • 5 chiles serranos o habaneros (pueden sustituirse por 15 guindillas en conserva o pimientos jalapeños)
  • 4 huevos
  • 50 gr. de cebolla
  • 20 gr. de ajo pelado
  • 20 gr. de cilantro
  • 15 ml. de aceite de oliva
  • 30 ml. de agua.
  • Sal al gusto.

Preparación:

  1. Pelar los ajos y cortar la cebolla en cuartos.
  2. Después de calentar el aceite, preferentemente en una sartén antiadherente, añadir 3/4 de la cebolla, todo el ajo y los 5 chiles.
  3. Sofreír sin dejar que la piel de los chiles cambie a un color demasiado oscuro, hasta que notemos que comienzan a tostarse.
  4. Batir toda esta mezcla en la licuadora, añadiendo el agua y la sal.
  5. Batir los huevos y verterlos en la sartén en la que se han sofrito los chiles, para cocinarlos con el mismo aceite.
  6. Remover el huevo para que se vaya cuajando con grumos, tomando consistencia de huevo revuelto.
  7. Cuando esté listo, servir porciones de huevo revuelto en platos individuales, cubriéndolos seguidamente con la salsa de chile.
  8. Picar el cilantro muy finamente y espolvorearlo, junto a la cebolla que quedaba, como decoración sobre la salsa.