huevos de pascua de rumania

En Rumanía se pintan los huevos de Pascua mediante una técnica propia, aplicando cera.

En Rumania, el arte de pintar los huevos de Pascua se ha llevado u unos niveles sorprendentes y se organizan concursos y exposiciones de huevos pintados.

La técnica más habitual consiste en trazar con cera los diversos motivos en la cáscara con ayuda de una especie de pluma; después se aplica un baño de color al huevo y finalmente se elimina la cera, de forma que los espacios en blanco forman un dibujo. Los huevos suelen teñirse de rojo, que simboliza la sangre de Cristo, mientras que el huevo es sinónimo de la vida eterna.

Huevos de Pascua de Rumanía

El Museo del Huevo Pintado

Si viajas a Rumanía, conviene hacer una parada en el Museo del huevo pintado en la localidad de Vama, cerca de los monasterios de Voronet, Moldoviţa y Suceava, para descubrir una de las tradiciones más emblemáticas de Bucovina. Este insólito museo reúne más de tres mil piezas, huevos de todo tipo y tamaño (de tortuga, cocodrilo, ñandú, flamenco, gorrión, faisán, pavo, avestruz, paloma, etc.), procedentes de concursos nacionales e internacionales y de países de todo el mundo.