Una bonita plaza en Pontevedra

Con motivo de mi visita a Galicia hace dos semanas, he decidido poner varias recetas de esta maravillosa región. Podría explicar muchísimas cosas sobre Galicia, pero creo que me quedaría muy corta, pues las sensaciones que se tienen al visitar por ejemplo, la Costa da Morte, o Fisterra, las rias altas o las baixas, son muy difícil de expresar. Aunque a mi, personalmente, me han gustado más las rias altas porque están menos masificadas y aun se pueden encontrar lugares paradisíacos.

Voy a empezar por una bica o mantecada de Trives (Ourense). Aunque a primera vista pueda parecer un simple bizcocho, no lo es, podedéis estar seguros. Tanto su textura como su sabor son totalmente distintos e inconfundibles.

Espero que os guste, ¡buen provecho!

Bica de Trives

Bica o mantecada de Trives

Para 4 personas

Tiempo: 70 minutos (más el tiempo de lebar)

Dificultad: media

Ingredientes

4 huevos
200 g de masa madre
225 g de azucar

200 g de manteca de vaca o mantequilla
la ralladura de 1 limón
1 sobre de levadura química
200 g de harina
½ cucaradita de canela

azúcar glas para decorar

Para la masa madre
200 g de harina de fuerza
20 g de levadura prensada
110 ml de agua tibia
 

TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Tarta de zanahoria sin gluten

Elaboración:
Para la masa madre, verter el agua en un cuenco, añadir la levadura y mezclar bien con el agua. Añadir la harina y amasar hasta que quede compacta y formar una bola.
Colocar la masa en un recipiente, cubrir con un paño de cocina y dejar que fermente hasta que alcance el doble de su volumen. Una vez aya subido, pesar 200 g y desechar el resto o guardarlo para otro uso.

Precalentar el horno a 170 ºC

Batir los huevos junto con el azúcar hasta crear una crema blanquecina.

A continuación, agregar la masa madre, la manteca de vaca o en su defecto la mantequilla previamente ablandad, la canela y la ralladura de limón. Mezclar hasta integrar todos los ingredientes.

En este momento, agregar la harina tamizada mezclada con la levadura química y remover hasta que quede una masa lisa y sin grumos.

Verter la mezcla en un molde rectangular previamente engrasado o forrado con papel sulfurizado y también engrasado.

Introducir el molde en el horno y hornear durante 40 minutos o hasta que  la mantecada esté dorada.

Dejar enfriar antes de desmoldar y servir espolvoreada con azúcar glas.