Originario de la costa central de California, el Monterey Jack es uno de los quesos más populares de Estados Unidos, donde también se lo conoce simplemente como American Cheese.

Origen: California

Leche: vaca

Presentación: se ha adaptado a casi cualquier deseo del consumidor, y se puede adquirir en distintos formatos: ruedas o bloques rectangulares, en pequeñas porciones, rodajas o rallado

Descripción: corteza natural; pasta blanda y cremosa, de color blanco, con algunos agujeros de tamaño medio

Tipo: queso semiblando, tradicional

Los monjes franciscanos españoles de la región de Monterey, en California, empezaron a elaborar este queso en el siglo XVIII, con el nombre del “queso del país”. Su maduración era solo de una semana, por lo que resultaba muy suave y blando.

Hacia finales del siglo XIX o principios del XX, David Jack, un hombre de origen escocés que había hecho fortuna con la venta de leche en el mercado local, adivinó en este queso una buena oportunidad de negocio y empezó a venderlo en los mercados del oeste de Estados Unidos, con el nombre de Jack’s Cheese o Monterey Jack.

De entonces hasta hoy, su proceso de elaboración apenas ha cambiado.

El queso madura entre una semana y un mes, y tiene un sabor mantecoso y suave, ligeramente ácido, y funde fácilmente. Algunas piezas pueden madurar hasta seis meses; entonces la consistencia de la pasta se endurece y adquiere un sabor a frutos secos. Existen también versiones especiadas y aromáticas, que incorporan ajo, pimienta, eneldo o cebolla.

La cocina de influencia española y mexicana de California emplea con frecuencia este queso. Como funde muy bien, es adecuado para sándwiches calientes, nachos y quesadillas.