Alemania es el país del mundo con la mayor variedad de tipos de pan. La razón de esto es, por un lado, la variedad de cereales, que, en contraste con otros países, no solo incluye trigo, sino también centeno (sobre todo en el norte de Alemania) o espelta (en Suabia). Otra razón por la que existe esta diversidad de panes es que Alemania históricamente estaba formado de multitud de pequeños estados, algo que no existía en otros países grandes y centralizados. Esto condujo a la proliferación de diferentes culturas de horneado en todos estos pequeños países individuales de Alemania.

En Alemania, además, los panaderos reciben una formación específica para hacerse maestros panaderos, un curso de capacitación que no existe en muchos otros países. Todo esto contribuye a una cultura del pan única en el mundo. La Asociación Central de la Industria Panadera Alemana está tratando de registrar la diversidad del pan alemán en un registro de pan online, con el objetivo de declarar la diversidad del pan alemán como Patrimonio de la Humanidad.

El tipo de pan más consumido en los países de habla alemana es el pan mixto, que se hornea con una mezcla de centeno y harina de trigo.

Inspirados en esta creatividad panadera alemana, os ofrecemos esta receta de un delicioso pan repleto de nutrientes.

Pan aleman con nueces
Imprimir
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Migas con chorizo y longaniza
Pin

Pan alemán con muesli y nueces

Plato Panes
Cocina Alemana
Referencia aleman, española

Ingredientes

  • 300 g de harina integral
  • 200 g de harina de fuerza
  • 50 g de muesli
  • 50 g de nueces picadas
  • 20 g de semillas de sésamo
  • 150 g de leche desnatada
  • 20 g de mantequilla
  • 200 g de agua bien fría
  • 30 g de levadura prensada
  • 20 g de miel de caña negra
  • 1 1/2 cucharadita de sal.

Elaboración paso a paso

  • En un cuenco, mezclar bien los dos tipos de harina y reservar.
  • Colocar la leche, la miel, el agua y el sésamo, en el vaso de la Thermomix y programar 2 minutos, 37 ºC, velocidad 2.
  • A continuación, agregar la mitad de la harina reservada anteriormente junto con la levadura desmenuzada y mezclar durante 8 segundos a velocidad 6.
  • Incorporar el resto de la harina y la sal y volver a mezclar 8 segundos, velocidad 6.
  • Añadir el musli y las nueces y la mantequilla a temperatura ambiente. Amasar durante 4 minutos a velocidad espiga.
  • Rectificar con un poco de harina si queda demasiado blanda y amasar 30 segundos más, a velocidad espiga.
  • Retirar la masa y colocarla en un molde rectangular, dejar reposar alrededor de 40 minutos o hasta que haya doblado su volumen, en un lugar seco y sin corrientes de aire.
  • Después, hornearlo a 200 ºC, durante 30 minutos aproximadamente.