Este exquisito postre lo hice para el libro de Arroces con Thermomix, para la colección: El rincón del paladar, de la editorial Susaeta. Salió delicioso, lo fotografió Hans Geel y lógicamente, después nos lo comimos. Así, que pasamos una maravillosa tarde realizando todo el proceso.
En este libro además, también encontrareis muchas recetas de arroces muy fáciles de preparar, así que os invito a comprarlo.
De momento, aquí os dejo esta receta para que vayáis abriendo boca.

Ingredientes
  • 70 g de arroz de grano corto
  • 800 g de leche desnatada
  • 25 g de almendras tostadas
  • 3 huevos
  • 1 sobre de gelatina neutra
  • 150 g de azúcar
  • la corteza seca de un limón
  • 1 pizca de canela
  • caramelo líquido
  • Hojas de menta (opcional)
  • Fruta escarchada (opcional)
Preparación
  1. Poner el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizarla durante 14 segundos a velocidad 10.
  2. Añadir el arroz y programar 1 minuto a velocidad 5-10.
  3. A continuación agregar las almendras y la corteza de limón y volver a programar 40 segundos a velocidad 10.
  4. Incorporar la leche, los huevos y una pizca de canela. Programar 18 minutos, temperatura 100 ºC, velocidad 4.
  5. 3 minutos antes de terminar, incorporar la gelatina a través del bocal sin parar la máquina.
  6. Poner el caramelo líquido en el fondo de un molde redondo, verter la mezcla de la Thermomix y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  7. A continuación ponerlo en la nevera 2 horas antes de servir.
  8. Colocarlo en una bandeja redonda, dándole la vuelta al molde y decorar con unas hojas de menta o algunas frutas escarchadas.
¡Que aproveche!