Estas alitas de pollo resultan una magnífica alternativa cuando se quiere preparar algo delicioso en poco tiempo. También se pueden servir de tapa en ocasiones informales con amigos. La combinación de miel y soja da un toque agridulce a la receta. Este aliño queda estupendo para aderezar, macerar y acompañar casi cualquier tipo de carne. Se pueden acompañar perfectamente con patatas fritas.

Para 1 persona

Dificultad: fácil

Tiempo: 50 minutos (más el tiempo de maceración)

Ingredientes:

  • 2-3 alitas de pollo
  • 2 chalotas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 ramita de romero
  • sal

Preparación:

  1. Lavar y limpiar bien las alitas de pollo. Secarlas y pasarlas a una bandeja para el horno.
  2. Cortar las chalotas por la mitad longitudinalmente y quitarles la primera capa de piel. Ponerlas con el corte hacia arriba en la bandeja de horno junto a las alitas.
  3. Mezclar en un cuenco la miel, la salsa de soja, el pimentón, el aceite de oliva, la ramita de romero y una pizca de sal.
  4. Untar las alitas con la mezcla anterior. Si se dejan 1-2 horas en maceración, aún estarán más sabrosas.
  5. Introducir la bandeja en el horno precalentado y asar las alitas a 190 °C durante 25 minutos o hasta que estén doradas y crujientes. A mitad de cocción darles la vuelta para que se hagan por todos los lados.