El pollo al ajillo es uno de los platos tradicionales mas deliciosos de la cocina española. Hoy vamos a llevar este plato a otro nivel, añadiendo mas especias y un toque de picante. No olvides de servir el pollo con unas patatas fritas en rodajas. ¿Preparados?

Pollo al ajillo

Pollo al ajillo con laurel y guindilla.

 

Pollo al ajillo extra especiado

Una variante con mas especias y un toque de picante
Plato Pollo
Cocina Española
Referencia ajillo, picante, pollo

Ingredientes

  • 1 pollo
  • 500 g de patatas
  • 6 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 ramita de perejil
  • 1 limón
  • ½ vaso de vino blanco
  • Vinagre
  • Guindilla
  • Pimienta
  • Azúcar
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración paso a paso

  • Cortar el pollo en trozos no muy pequeños; lavarlo y secarlo. Disponerlo en un recipiente y rociarlo con el jugo del limón.
  • Pelar y picar 2 dientes de ajo y añadirlos al pollo. Salpimentar, mezclar todo bien y dejar macerar 2 horas.
  • Pasado este tiempo, disponer una sartén con un poco de aceite y, cuando esté caliente, freír el pollo, bien escurrido, por tandas.
  • Una vez esté dorado, pasarlo a una cazuela, verter el vino y condimentar con el laurel. Taparlo y cocinar a fuego lento hasta que el vino se consuma.
  • Mientras tanto, pelar, lavar y cortar las patatas en lonchas y, en el mismo aceite donde se ha frito el pollo, añadiendo un poco más, freírlas a fuego lento para que se hagan bien por dentro.
  • Una vez fritas, sazonarlas y agregarlas al pollo.
  • A continuación, picar el perejil, añadirlo a la cazuela y continuar con la cocción a fuego lento 10 minutos más.
  • Mientras tanto, pelar el resto de los ajos y cortarlos a láminas. Freírlos, junto con la guindilla, y cuando estén dorados agregar el pimentón; remover y seguidamente condimentar con un poco de vinagre y azúcar. Dejar que hierva un poco y agregarlo al pollo. Continuar con la cocción unos minutos más y servir bien caliente.