Esta sorprendente sopa, original de la cocina andaluza se prepara con pimientos previamente asados en el horno. De esta manera conseguimos un sabor suave y muy especial.

 

Receta para 4 personas

  • Dificultad: media
  • Tiempo: 1 hora y 20 minutos

Ingredientes:

  • 3 pimiento rojos
  • 3 tomates
  • 1 cebolla pequeña
  • 15 almendras tostadas
  • 3 rebanadas de pan
  • 100 ml de vino blanco
  • 50 g de pasta para sopa
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 cayena
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • agua
  • sal

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 190 ⁰C. Embadurnar los pimientos con aceite y sazonar. Asar en el horno durante 45 minutos.
  2. Mientras los pimientos se asan, pelar los tomates y trocear. Pelar y partir por la mitad los ajos. Pelar y picar la cebolla. Picar las almendras groseramente.
  3. Cortar el pan en cubos y freír en aceite. Escurrir sobre papel de cocina y reservar.
  4. En una cazuela con aceite, sofreír la cebolla, la cayena, las almendras y los ajos a fuego suave hasta que se doren. A continuación, incorporar los tomates, sal al gusto y el azafrán, y proseguir con la cocción hasta conseguir un sofrito consistente.
  5. Pasar el sofrito a un vaso de batidora y triturar hasta lograr una salsa fina y ligera.
  6. Una vez estén listos los pimientos, retirar del horno y dejar que se enfríen. Seguidamente, pelar a conciencia y desechar las pepitas. Cortar en tiras. Colar el caldo de la cocción de los pimientos y reservar.
  7. Pasar las tiras de pimiento y el caldo que han soltado a una olla. Cubrir con agua. Incorporar el sofrito, remover y cocer a fuego suave durante 15 minutos con la olla tapada. Pasado el tiempo, agregar la pasta y el vino, y proseguir con la cocción durante 10 minutos más con la olla destapada, y removiendo de vez en cuando.