Si eres vegetariano pero sí comes productos lácteos, esta receta te puede gustar un montón. Aprovechamos la suavidad de la nata, la mantequilla y los quesos para crear un plato...