Para el mantenimiento de la vida es necesario un aporte diario de energía. Sin esta sería totalmente imposible que nuestro cerebro funcionara, que nuestro corazón latiera o que nuestros músculos...