La Rijsttaartje, o tarta de arroz, es uno de los dulces predilectos de los habitantes de Bélgica. Y no es por nada, cuando lo pruebas te das cuenta del por que. Tiene un sabor inconfundible que no se parece a otros pasteles, te deja totalmente sorprendido. Te animo a que lo pruebes y después me cuentes. Ya verás como lo repites a la más mínima oportunidad.

  • Para 8 personas
  • Dificultad: media
  • Tiempo: 2 horas (más el tiempo de reposo y refrigeración)

Ingredientes:

  • 100 g de harina
  • 50 ml de leche
  • 1 cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de mantequilla (para engrasar)

Para el arroz con leche:

  • 1 l de leche
  • 135 g de arroz redondo
  • 185 g de azúcar
  • 1 rama de canela

Para el relleno:

  • 1 huevo + 1 yema

Preparación:

  1. Para preparar el arroz con leche, calienta la leche en una olla grande y lleva a ebullición. En este momento, agrega el arroz, la rama de canela y el azúcar. Cuece a fuego suave durante 1 hora y 15 minutos, removiendo a menudo, hasta que adquiera una textura muy suave. Dejar enfriar y luego refrigerar en la nevera durante 24 horas.
  2. Precalienta el horno a 220 °C.
  3. Pon la harina en un cuenco junto con la levadura, la leche, el azúcar y la sal. Mezcla bien hasta lograr una masa de textura uniforme. Tapa la masa con un trapo de cocina limpio y deja reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.
  4. Pasado ese tiempo, enharina la superficie de trabajo y estira la masa con un rodillo. Prepara un molde redondo engrasándolo y enharinándolo. Coloca la masa en el molde.
  5. Retira el arroz con leche de la nevera y agrega un huevo. Mezcla bien hasta que se integre por completo. Rellena la masa con esta preparación y pinta la superficie con la yema de huevo.
  6. Introduce el pastel en el horno y cuécelo durante unos 20-30 minutos. Pasado el tiempo retíralo del horno, deja que se enfríe y sírvelo.