Las galletas de mantequilla, de origen danés, son muy sabrosas y muy fáciles de preparar. Se caracterizan por no llevar levadura y por tener una textura muy crujiente a causa de las cantidades elevadas de mantequilla y azúcar.

 

Ingredientes:

250 g de harina

125 g de azúcar

125 g de mantequilla

40 g de leche

1 yema de huevo

1 pizca de sal

 

Preparación

• Introducir en el vaso todos los ingredientes en el orden siguiente: la harina, el azúcar, la mantequilla, la leche, la yema de huevo y, por último, la sal. Programar 20 segundos a velocidad 4.

TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Galletas de cacao caja de regalo

• A continuación, estirar la masa con el rodillo sobre la superficie de trabajo, cortar las galletas con un cortapastas circular o de la forma deseada.

• Colocarlas sobre la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado y cocer en el horno precalentado a 180 ºC durante 15 minutos, hasta que estén doradas.

• Dejarlas enfriar en una rejilla antes de consumirlas.