Esta tortilla de roquefort y pimientos verdes se prepara con patatas y es suficiente para 4 personas. Los quesos de sabor intenso, como el roquefort, se pueden emplear en tortilla tanto solos (en tortilla francesa), como acompañados de patatas, tal como se presenta en esta ocasión. Al mezclarlo con este tubérculo el sabor del queso se pierde un tanto, pero sigue siendo el protagonista del plato. En tortilla francesa sin duda gustará y mucho a los amantes de los sabores potentes. Para esta receta también es posible emplear otros quesos azules, como el gorgonzola e incluso el cabrales, pero de este último habrá que usar una cantidad un poco menor, debido a su intensísimo aroma y sabor.

Receta de tortilla de roquefort y pimientos verdes

Para 4 personas

Dificultad: baja

Tiempo: 30 minutos

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 3 patatas
  • 2 pimientos verdes
  • 200 g de roquefort
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta
  • sal

Preparación:

  1. Lavar las patatas y pelarlas. Cortarlas en rodajas finas y enjuagarlas. Poner abundante aceite en una sartén grande y de paredes altas y llevarlas al fuego. Cuando el aceite esté muy caliente, echar las rodajas de patata y bajar el fuego. Cocerlas a fuego suave durante unos 20 minutos con la sartén medio tapada.
  2. Pasado el tiempo y cuando las patatas estén blandas y un tanto doradas, retirarlas de la sartén con la ayuda de la espumadera y dejarlas sobre papel de cocina para que suelten el excedente de aceite.
  3. Lavar los pimientos, secarlos y despepitarlos. Cortarlos en juliana fina y freírlos en el mismo aceite de las patatas, también con la sartén semitapada, hasta que estén blandos y un tanto dorados. Retirar y escurrir el aceite.
  4. Disponer las patatas y los pimientos en un cuenco. Cortar el queso en dados y agregarlo, junto con los huevos batidos. Mezclar todo y dejar que repose alrededor de 20 minutos.
  5. Pasado el tiempo, salpimentar al gusto y poner una sartén antiadherente al fuego con un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente echar la mezcla anterior y bajar el fuego. Dejar cuajar durante unos minutos y entonces darle la vuelta a la tortilla con un plato un poco más grande que el diámetro de la sartén. Dejar cocer unos minutos más y pasar la tortilla a un plato.
  6. Servir de inmediato.