Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 30 minutos (más el tiempo de reposo)

Ingredientes:

  • 330 g de harina de maíz
  • 500 ml de agua
  • sal

Preparación:

  1. Verter el agua en un cazo y calentarla un poco.
  2. Disponer la harina de maíz en un cuenco, salar al gusto y hacer un hueco en el centro. Seguidamente, incorporar el agua tibia poco a poco y trabajar la mezcla durante 10 minutos hasta obtener una masa suave y tierna. Cubrirla con un paño y dejarla reposar 1 hora.
  3. Pasado este tiempo, colocar la masa sobre la superficie de trabajo enharinada y dividirla en bolas del tamaño de un puño.
  4. A continuación, extender las bolas con el rodillo hasta que queden muy finas, de unos 2 mm de grosor.
  5. Calentar una plancha o una sartén de base gruesa a fuego fuerte; poner una tortilla y, pasados 15 segundos, darle la vuelta con una espátula y cocerla del otro lado 20 segundos más, hasta que comience a esponjarse.
  6. Una vez lista la tortilla, retirarla de la sartén y reservarla envuelta en un paño, cerca de una fuente de calor para que no se enfríe. Repetir la operación hasta terminar de hacer todas las tortillas; ir apilándolas unas sobre otras.
  7. Servirlas calientes rellenas al gusto.
TE GUSTARÁ TAMBIÉN:  Ensalada alemana o kartoffelsalat

Esta receta procede del libro Cocina sin gluten de la editoria Susaeta